Assassin’s Creed es el salvadidas de Ubisoft en medio de una crisis, y Jason Schrier confirma que el “Project Rift”, spin-off de AC Valhalla, será el último lanzamiento tradicional de la saga antes de pasar al modelo de juego como servicio Assassin’s Creed Infinity.

Ubisoft está pasando una mala racha, y Assassin’s Creed parece ser la única saga a prueba de bombas. Hoy han anunciado sus resultados financieros, y nos hemos llevado varias malas noticias: el retraso de Avatar Frontiers of Pandora a 2023-24 y la cancelación de cuatro juegos (que pocos echarán de menos, también).

Un artículo de Kotaku da más detalles sobre este periodo de crisis en Ubisoft, que ha obligado a Ubisoft a “limitar sus gastos a los que es esencial”, de ahí la cancelación de varios juegos y recolocación de sus recursos de forma más eficiente.

Y actualmente, nada hay más seguro para Ubisoft que Assassin’s Creed, saga que cumple 15 años en 2022 y que siempre ha sido el faro que ha guiado a la multinacional francesa. Una saga que, sin embargo, se prepara para sufrir un cambio radical.

Assassin’s Creed Rift en el Medio Oriente; Assassin’s Creed Infinity… ¿en Japón?

Conocemos desde el año pasado la existencia de Assassin’s Creed Infinity, el juego como servicio que será como una plataforma donde se incluyan todas las experiencias de Assassin’s Creed: lo que antes se vendía como juegos AAA independientes ahora serán “módulos” dentro del mismo programa.

Es un concepto todavía difícil de entender, pero que definirá el futuro de la saga, aunque no a corto plazo. Aún queda un juego de Assassin’s Creed que saldrá con el modelo tradicional, el rumoreado spin-off de Valhalla, Assassin’s Creed Rift… que sería el último antes de Infinity.

Este spin-off estaría protagonizado por Basim y se ambientaría en Oriente Medio (Bagdad), y sería un juego de mundo abierto, aunque quizás no tan grande como Valhalla. Según Kotaku, Rift es el juego sin anunciar previsto para este año que ha sido retrasado a 2023.

Assassin's Creed 15 aniversario

Según Jason Schreier, de Bloomberg, Rift será el último lanzamiento de la saga tradicional, ya que lo siguiente que está en desarrollo, Project Red, formará parte de AC Infinity.

Y aparentemente se trata de un juego/experiencia de Assassin’s Creed ambientado en Asia, probablemente el juego en Japón del que hablaba Jeff Grubb.

Assassin’s Creed Infinity recibiría varias “experiencias, juegos, mundos, historias”, como quieran llamarlos, pero que serían el equivalente a los juegos independientes de antes, turnándose entre Ubisoft Québec y Ubisoft Montreal.

En un evento en septiembre Ubisoft hablará sobre “el futuro de la saga”. También habrá un evento Ubisoft Forward el 10 de septiembre con noticias sobre los juegos del estudio, que esperamos que arroje algo de esperanza para Ubisoft tras estos contratiempos…

Categorías: Juegos