Si algo ha definido los primeros compases de la nueva generación para PlayStation 5 ha sido el Dualsense. Es cierto que las mejoras visuales (4K, posibilidad de alcanzar los 60 fps…) o incluso los reducidos tiempos de carga han sido realmente bienvenidos, pero la verdadera diferencia jugable proviene de las características que añade su mando.

Dualsense ha logrado añadir una capa extra a la inmersión de los jugadores y jugadoras gracias a una serie de funciones realmente interesantes. ¿Cómo han favorecido esos avances a los juegos?

Hoy vemos una pequeña lista sobre los usos del Dualsense que los estudios desarrolladores han podido plasmar en las propias mecánicas de juegos de reciente lanzamiento o que han recibido un parche de nueva generación. Estos son los juegos que mejor aprovechan las capacidades hápticas del Dualsense de PS5.

Control Ultimate Edition

Control, la versión de nueva generación, a parte de ser una de las mejores formas de implementar el Ray Tracing en consola, también puede presumir de un magnifico trabajo en lo que respecta al añadido de funciones del DualSense.

Mientras caminamos con Jesse Faden, el jugador sentirá cada paso y cada superficie que pisa, por no hablar de las distintas resistencias que se han sumado a las armas con los gatillos adaptativos. Una experiencia de juego muy inmersiva que solo mejora aún más.

NBA 2K21

NBA 2K21 también ha sido otro de los juegos que se ha servido de la potencia de las nuevas consolas para sacar músculo. El simulador de baloncesto dio un gran salto de calidad gráfica y sus tiempos de carga se vieron reducidos. No obstante, en PS5 también se ha disfrutado de la retroalimentación háptica, vía Dualsense, para que los partidos se sientan más vivos.

El baloncesto es un deporte de contacto y con Dualsense se han podido sentir mejor esos impactos y colisiones entre jugadores. Ese mate en la cara del rival, ese robo desprevenido o un ataque al poste bajo, ahora son mucho más reales para los jugadores dentro de la pista y para los que se encuentran a los mandos.

Bugsnax

Este simpático juego que nos lleva a explorar una peculiar isla, también aporta una dosis extra de profundidad al gameplay mediante el mando de la nueva consola de Sony. Bugsnax consiste en conocer y capturar curiosas criaturas y con Dualsense todo es mucho más satisfactorio.

Disparar con el tirachinas, caminar por todo tipo de senderos o poner trampas son acciones que quedan retratadas para el jugador en todos los sentidos gracias a la vibración háptica y las resistencias de los gatillos. Además, también incorpora la ayuda de juego de PS5 para conseguir el platino fácilmente.

The Pathless

The Pathless es un indie que ha podido pasar desapercibido para muchos, pero cuya identidad nos deja un gran sabor de boca una vez se completa. Obra de los creadores de Abzu, The Pathless también se sirve de Dualsense para que los disparos de La Cazadora restallen de manera vibrante a cada tensado de arco.

The Pathless ofrece una fórmula de exploración muy ligada al ritmo, por lo que los avances del mando de PS5 permite disfrutar de una experiencia mucho más inmersiva. Si bien estas funcionalidades no destacan tanto como en otros títulos, su implementación genera una perfecta simbiosis con el gameplay.

Marvel’s Spider-Man Miles Morales

¿Quién iba a imaginar que pudiéramos llegar a sentir que los enemigos nos atacan desde cualquier ángulo? El Dualsense de PS5 permite que tengamos nuestro propio sentido arácnido en Marvel’s Spider-Man Miles Morales.

La retroalimentación háptica nos otorga la capacidad para saber de donde pueden venir los ataques de los enemigos a los que nos enfrentemos. Si este era un título de sensaciones, donde el jugador se convierte en Spider-Man gracias al movimiento y plasticidad del superhéroe, ahora las mecánicas elevan sus prestaciones. Por no hablar de las mejoras visuales que se han introducido tras el lanzamiento.

Astro’s Playroom

Por supuesto, Astro’s Playroom debía de estar en esta lista, dado que es el juego que mejor aprovecha el uso de Dualsense. No es una sorpresa, ya que fue específicamente diseñado para ello. Esta amable aventura nos propone cantidad de creativas ideas para explotar todas las mejoras del mando.

Andar por un cristal, la nieve o sentir el viento azotando al pequeño robot es posible en Astro’s Playroom. El uso de los gatillos destaca a la hora de utilizar gadgets o vehículos y por si fuera poco, este título es una oda, muy necesaria, a todos los jugadores de consolas PlayStation. Un imprescindible que viene con la propia PS5 y cuyo único defecto es ser, quizá, demasiado corto.

Call of Duty Black Ops Cold War

Los gatillos con resistencia de Dualsense son realmente adictivos, ya que se pueden adaptar a distintas situaciones y transmiten una sensación que no habíamos experimentado. Una vez más, el género de los shooter parece el más indicado para explotar esta función. ¿Cómo no íbamos a poner a uno de los máximos representantes de los disparos en primera persona?

Call of Duty Black Ops Cold War ha sido un lanzamiento intergeneracional, pero eso no ha impedido a Treyarch sacar partido de los gatillos para darles diferentes usos a cada una de las armas del extenso arsenal del fps. Disparar en este COD es toda una experiencia que vuelve aún más adictiva a su consagrada fórmula multijugador.

Demon’s Souls

Demon’s Souls se posicionó como el verdadero título de lanzamiento de PS5, aquel juego llamado a representar el cambio generacional y el trabajo de Bluepoint Games ha sabido aprovechar la potencia de la nueva consola para plasmar mejoras que marcan un gran paso hacia adelante.

A parte de verse de fábula, el título hace gala de las características de Dualsense, pero donde pone especial atención es en transmitir al jugador las acciones que realiza, como lanzar un hechizo, cuyo poder hace que nos sintamos parte del juego. Todos sabemos que la magia es el pilar al que muchos jugadores se agarran para no caer en la desesperación ante tanta muerte en Demon’s Souls.

Sackboy: Una aventura a lo grande

Mecánicas tan simples como levantar un objeto pesado, que en la pasada generación se habría acompañado de algún tipo de vibración funcional, ahora mejoran en inmersión gracias a DualSense y la retroalimentación háptica. Un ejemplo muy claro es Sackboy: Una aventura a lo grande.

La última y amable entrega de la saga es un plataformas que derrocha cariño y que ofrece un vistazo a esas nuevas posibilidades que ofrece el mando de PS5. Como decimos, levantar cierto objeto o tirar de determinada palanca ahora es un placer para los sentidos.

Destruction All-Stars

Destruction All-Stars no es el juego perfecto ni mucho menos, pero eso no quita que sea una propuesta más que interesante para aquellos que les gusta pasar un rato disfrutando de algún título multijugador. La mezcla de conducción y destrucción nos pone al volante de varios vehículos que, gracias a Dualsense, se sienten más reales.

Los impactos habituales entre coches son mucho más contundentes para el jugador y el uso de los gatillos adaptativos traslada una sensación especial a la hora de utilizar el freno de mano para derrapar, por ejemplo. Una serie de elementos que enriquecen este título que crece poco a poco.

 

Con este último cerramos el top. Dualsense se ha presentado de una manera atractiva en varias propuestas y en el futuro, las desarrolladoras seguirán aprovechando estas ventajas de maneras que quizá todavía no imaginemos.

Categorías: Noticias