Blizzard ha publicado un nuevo informe trimestral de Diablo IV destinado a hablar sobre un tema tan importante como la itemización, que incluye el tipo de armas, la calidad de los objetos, los afijos legendarios y los objetos únicos. También ha actualizado las estadísticas principales, que volverán a las raíces y eso significa que por cada nivel se conseguirán puntos de habilidad y unos puntos para gastar en fuerza, inteligencia, destreza o voluntad. En consecuencia, desaparece el sistema de poder angelical y poder demoníaco inicialmente propuesto.


Empezamos con la calidad de los objetos, un sistema que recibirá “una serie de cambios muy relevantes” cuyo objetivo es evitar “que el juego acabe siendo uno de esos donde hay que ignorar cualquier objeto que no tenga un haz de luz naranja encima”, dice Joe Shely, diseñador jefe de Diablo IV. Para conseguirlo, se ha aumentado el poder potencial de los afijos concretos de los objetos mágicos y el número máximo de afijos de los objetos raros y de calidad superior que aparecen al final del juego. Además, los afijos legendarios se generan al azar, mientras que los objetos únicos sustituyen a los míticos.

Respecto a los afijos legendarios, Shely sostiene que en Diablo IV son como los normales “en el sentido de que aparecen de forma aleatoria en diferentes objetos y casillas”. Muchos están a disposición de todas las clases, mientras que otros son específicos de una. Por lo que hace a los objetos únicos, son totalmente individualizados, con afijos no aleatorios, una marcada identidad temática (y, por lo general, poderes específicos para clases concretas) y un aspecto reconocible. Los objetos míticos “por el momento, se quedan fuera”.

En cuanto al tipo de armas, en Diablo IV el objetivo del equipo de desarrollo es “conseguir que resulten más reales, más físicas”. Para conseguirlo se ha trabajado con el motor del juego e introducido un factor de velocidad entre otras características inherentes. “En general, las armas de una mano son mejores para atacar y recuperar la posición con rapidez, mientras que las de dos manos, más lentas, causan más daño”, explica Shely. “Las diferencias entre ambas son realmente patentes”.

Por último, tenemos los cambios en las estadísticas principales. En Diablo IV el desarrollo de las estadísticas dependerá de las decisiones que se tomen al gastar los puntos que se consiguen al subir de nivel y el equipo servirá para complementar la configuración. No solo se trata de una forma de ganar daño o recursos, las estadísticas principales también serán importantes ya que la mayoría de los nodos del árbol de habilidad cuentan con efectos adicionales que se activan al alcanzar umbrales determinados de fuerza, inteligencia, destreza y voluntad.

La próxima vez que tengamos información sobre Diablo IV, en desarrollo para PlayStation 4, Xbox One y PC, será durante la BlizzConline que se celebrará el 19 y 20 de febrero.

Categorías: Juegos