Hace apenas unos días saltaba la noticia: SoftBank, tras una serie de inversiones desastrosas, buscaba desprenderse de ARM Holdings como forma de saldar deudas y recuperar la confianza de los accionistas. El gigante japonés había contratado los servicios de una entidad financiera para determinar si era más interesante venderla al completo, parcialmente o sacarla a bolsa. Pretendientes no le faltarían, y ahora, según señala Bloomberg, sabemos que Nvidia es uno de ellos.

Fuentes consultadas por la agencia de noticias señalan que Nvidia ha mantenido conversaciones con SoftBank durante las últimas semanas con el propósito de alcanzar alguna clase de acuerdo relacionado con el futuro de ARM. En estos momentos no hay nada salvo negociaciones muy preliminares, si es que se pueden llegar a llamar así, pero el mero interés de Nvidia ya es un hecho relevante.

El artículo de Bloomberg señala que inicialmente SoftBank inició contactos preliminares con Apple con el propósito de vender la firma de diseño de chips a la firma de la manzana, pero Apple no estaría planeando su adquisición. Al parecer, Tim Cook se siente cómodo en su papel de licenciatario de las tecnologías de ARM, por no mencionar las posibles ramificaciones legales y regulatorias que podrían aparecer si Apple se hiciera súbitamente con el repertorio de patentes de ARM.

Nvidia, que trabaja en mercados adyacentes pero desde una posición muy diferente a la de Apple, podría ser un mejor candidato para ARM desde el punto de vista de las autoridades. La compañía no fabrica ordenadores ni dispositivos móviles, por lo que no existiría tanto riesgo de que pudiera limitar su modelo de licencias para asfixiar a la competencia, y de hecho, el creciente énfasis de ARM en la supercomputación encaja muy bien con las ambiciones de Nvidia.

Sea como sea, las conversaciones entre Nvidia y SoftBank parecen ser todavía exploratorias y no hay garantías de que vayan a tener resultado alguno, del tipo que pudiera ser.

Categorías: Noticias