The Information afirma que Microsoft se ha unido a la carrera para hacerse con Warner Bros. Games, la división de Warner Bros. dedicada al desarrollo de videojuegos. De esta forma el gigante tecnológico sumaría su nombre a una lista de interesados donde, según avanzó la CNBC cuando reveló la intención de AT&T de vender este negocio, encontramos a Take-Two, Electronic Arts y Activision.

Si Microsoft termina siendo la compañía que se hace con Warner Bros. Games el impacto en la industria del videojuego sería significativo. Como mínimo a largo plazo. Los activos de Warner Bros. Games incluyen varios equipos de desarrollo, incluyendo Rocksteady Studios (Batman Arkham), TT Games (Lego), NetherRealm Studios (Mortal Kombat, Injustice), Monolith Productions (La Tierra Media), Warner Bros. Games Montréal (que estaría trabajando en Gotham Knights) y Avalanche Software (con un posible juego de rol de Harry Potter en camino).

Sin embargo, más allá de los estudios y su talento la única transferencia directa que recibiría Microsoft (o la compañía que termine ejecutando la compra) es la propiedad intelectual de Mortal Kombat. El gran atractivo de Warner Bros. Games son sus licencias, así que el contrato de venta debería ir acompañado de una concesión a largo plazo sobre los derechos sobre el universo DC Comics (incluyendo a Batman), Harry Potter, El Señor de los Anillos y cualquier otra película de la que poder sacar un videojuego (como Matrix).

Para Xbox Game Studios la adquisición de Warner Bros. Games supondría una nueva expansión de su nómina de equipos de desarrollo. Además, la lista de superhéroes para sacar juegos con los que competir contra Marvel’s Spider-Man sería considerable.

El objetivo de AT&T con la venta de Warner Bros. Games es sacar unos 4.000 millones de dólares para rebajar su deuda de 154.000 millones de dólares, que en parte fue provocada por la compra de Time Warner (ahora WarnerMedia) a cambio de 85.400 millones de dólares. Dentro de Time Warner también encontramos la CNN, HBO, DC Comics y Juego de Tronos entre otros activos. The Information y CNBC coinciden en avanzar que la venta de Warner Bros. Games no se producirá pronto.

Si Microsoft se termina haciendo con Warner Bros. Games es poco probable que los planes de la división cambien a corto plazo. Eso significa que el juego de Suicide Squad en el que trabaja Rocksteady Studios, el de Harry Potter de Avalanche Software y Gotham Knights de Warner Bros. Games Montreal, tres proyectos que aún deben ser oficialmente anunciados, mantendrían su lanzamiento multiplataforma para la próxima generación.

Categorías: Noticias